STARDEW VALLEY

 

¿Qué es Stardew Valley? Muchos diréis algo así como un simulador de granja parecido al que había hace tiempo en Facebook, llamado Farmville. Pues he de deciros que acabáis de cometer vuestro primer error con el juego.

Stardew valley va más allá y es una perfecta unión entre Minecraft, Farmville, Los Sims, Animal crossing y Harvest Moon. 

Para empezar, el juego nos permite modificar el personaje desde su sexo, tipo y color de cabello, color de ojos en incluso las rops que queremos llevar. También se nos otorga el poder de elegir el nombre de nuestra granja y si queremos tener una mascota, bien sea un perro o un gato, y el nombre de éste, por supuesto. Luego se nos muestran 5 tipos diferentes de granjas, cada una de ellas con una mecánica diferente. La granja estándar se basa en la agricultura, la granja forestal en la recolección, la granja fluvial en la pesca (para mi gusto la menos recomendable, debido a que la pesca es lo más complicado del juego), la granja minera en la minería y por último la granja salvaje, con el combate como núcleo. Esta última me recuerda mucho al modo supervivencia de Minecraft, ya que por la noche aparecen murciélagos y otras criaturas hostiles.

  

Menú de personalización

El juego empieza de manera muy dramática, ya que tu abuelo muere y te entrega un regalo, el cual te pide que no lo abras hasta que no sientas que tu vida en la ciudad es una especie de cárcel. Pasan los años, y vemos al personaje dentro de su rutina diaria, concretamente en su trabajo. En un momento decide que está harto de ser esclavo de esa vida y decide abrir el regalo. El regalo resulta ser la propiedad de la granja familiar. Como presentación me parece un buen inicio que nos guía hasta nuestro destino, pueblo Pelicano.

La carencia de tutorial se nota, y puede provocar que llegue un momento en el que decidamos hacer borrón y cuenta nueva, aunque es posible que ni aun así logremos dominar el juego al 60%. El juego te ofrece un sinfín de posibilidades. Además, el terreno de la propia granja es de un tamaño bastante aceptable y permite al jugador organizar la granja a su conveniencia.

Las cuatro estaciones en la granja

Cuando llegas a tu granja lo primero que ves es un terreno lleno de troncos, piedras y hierba. Ahí es cuando piensas “madre mía”, y llega el primer error de novato, el cual consiste en ir a por todas a eliminar basura. En poco tiempo se te acaba la energía, y si no paras te puedes llegar a marear. El primer día no pasa nada ya que no cuentas con nada que perder, pero cuando empiezas a tener cosas los aldeanos te robarán dinero y  3 objetos de la mochila. Como consejo personal recomiendo talar árboles, crear algún que otro baúl con la madera que tengamos (a lo Minecraft) y vender la sobrante, ya que al principio vamos a necesitar mucho cash para poder avanzar debidamente.

El juego no solo es la granja, hemos de saber que el juego se desarrolla en un pueblo llamado Pelicano, que he mencionado anteriormente, que cuenta con dos granjas: la tuya y la granja donde compramos animales; una ferretería y una carpintería, que nos venderán mejoras para herramientas, edificios, etc; un salón recreativo en el que podremos jugar a distintos minijuegos; un museo y una biblioteca a los cuales podremos donar distintos objetos y una profunda mina que nos permitirá explorar su sorprendente cantidad de 120 niveles. Contamos además con el alcalde, que es quien te da la bienvenida al llegar al pueblo. Como curiosidad, Pelicano tiene dos comercios, uno que es la típica tienda de pueblo y otro que es una multinacional llamada Mercajoja (no se si soy la única a quien le recuerda a cierta cadena Valenciana). Dependiendo de tus decisiones ocurrirán distintos acontecimientos con dichos negocios. Las decisiones están marcadas por el propio Mercajoja o por el centro social, un edificio en ruinas con unos simpáticos espíritus que te piden objetos a cambio de renovar el pueblo y el edificio. Este reto no es para nada fácil y te llevará unos cuantos años (dentro del juego, no os preocupéis).

Mapa de pueblo Pelicano

Los aldeanos están divididos en dos clases: aquellos que tienen opción a casarse y aquellos que no. Algo curioso y que me ha parecido bastante bien tras lo que pasó, por ejemplo, con Tomodachi Life, es que el juego permite las relaciones homosexuales, así que podremos conquistar a cualquier aldeano que sea soltero con total libertad.

Aquellos solter@s con opción de casarse son Alex, Elliot, Harvey, Sam, Sebastian, Abigail, Leah, Maru y Penny.    

   

Sin opción de casarse: Caroline, Clint, Demetrius, Dwarf, Emily, Evelyn, Gorge, Gus, Jas, Jodi, Kent, Krobus, Lewis, Linus, Marnie, Pam, Pierre, Robin, Sandy, Shane, Vincent, Willy y Mago.

Otros personajes notables son Bouncer, Gil, Governador, Abuelo, Gunther, Marlon, Morris, Mr.Qi.

Cada personaje tiene un trasfondo e historia diferentes, por lo que para poderlos conquistar o establecer amistad con ellos (esto ultimo será necesario para algunas misiones) deberemos hablar cada día con ellos y darles obsequios. Cada uno tiene sus gustos, y si regalas algo que no les gusta bajará su nivel de amistad contigo (lo cual me recuerda mucho a Los Sims).

Como resumen, se podría decir que este juego es de esos que te enganchan y no paras hasta aburrirte. Desde mi experiencia he de decir que lo adquirí de salida para Switch y en diez días había jugado 50 horas en las que me podido casar, bajar los 120 niveles de la mina, donar 51 objetos al museo, completar dos misiones del centro cívico y tener una granja algo equipada. Aún me queda mucho que hacer e incluso explorar nuevas zonas, como el desierto o las cloacas y encontrar la casa de la bruja, que aún no me es accesible.

Es un juego totalmente recomendable que encontraremos en la eshop a 14€, un precio bastante asequible. Creo que no deberíais perder una oportunidad como esta, llena de cosas que hacer, misiones que completar y una vida que labrarte en tu propia granja

Puntos a favor

  • Historias corales
  • Sensación de libertad y tranquilidad

Puntos en contra

  • Falta de tutorial
  • Puede volverse repetitivo
Satisfacción (Personal)
Total
Satisfacción (Como juego)
Excelente

Compártelo: